No solo en la historia…


No solo en la historia podemos encontrar milagros. Esas situaciones extraordinarias que el Señor nos regala cuando son necesarias.

No solo en la historia se pueden ver cómo unos pocos panes y peces se multiplican, también hoy el Señor está ‘multiplicando donde nosotros pensamos que no hay’, para alimentar a los que en Él confían.
Y no es necesario esperar ver el mar abriéndose en dos como con Moisés, pues aún hoy Dios permite que las circunstancias se acomoden de tal forma que la lógica y el escepticismo no puedan explicarlo
Estos días estoy en Cúcuta, una ciudad colombiana en la frontera con Venezuela, donde he podido escuchar sobre varios de estos milagros actuales.

 La traducción de Lucas en 7 idiomas

Estos días estoy cerca a decenas de personas que se esfuerzan por llevar la Biblia a sus pueblos en circunstancias tan difíciles económica y políticamente que aún resulta poco recomendable dar más detalles sobre ellos hoy.
 Fe y milagros son las palabras para describir el esfuerzo de equipos de traducción de la Biblia de varios idiomas venezolanos.
  • Cada uno de estos traductores y demás personas de los equipos han realizado viajes que han durado desde algunas horas hasta casi 2 semanas.
  • Cada uno ha tenido que dejar sus familias en un tiempo de tantísima inestabilidad.
  • Cada uno ha necesitado viajar por carreteras o por ríos cada vez más peligrosos por la falta de seguridad.
  • Todas las coordinaciones necesarias se han hecho desde meses atrás. En un país donde las decenas de participantes están alejados y  no siempre tienen acceso a comunicación.
Decir que no podrían viajar sería lógico, pero la lógica del Señor no es la nuestra, lo dice en 1 Corintios 3:19. Ellos se atrevieron y están aquí ahora.
Cúcuta
Cúcuta desde las alturas
Ha sido duro por momentos escuchar las tragedias familiares que les han ocurrido en las últimas semanas y cómo aún la angustia a atacado a varios de ellos por tanta dificultad.
Pero con todo esto, llegaron y están llenos de alegría estando tan cerca de terminar su primer libro de la Biblia, emocionados por los planes para seguir la traducción, cuando ya es  bastante ilógico planear algo ahora en su país, prestos a  recibir muchísima información que les ayudará a hacerlo mejor en los siguientes libros.
Genuinamente alegres al mismo tiempo que golpeados duramente.
Ha sido bueno ver cómo una iglesia colombiana los recibe y brinda enorme ayuda permitiéndonos trabajar en sus instalaciones por semanas enteras, y dando alojamiento a cuantos sea posible. Aún personas no cristianas dando de lo que tienen para apoyar estos 7 proyectos de traducción.
Uno de los puentes fronterizos entre Colombia y Venezuela. Al fondo, las montañas venezolanas.
 Muy probablemente un corazón genuínamente alegre le pertenece a alguien que ha sufrido en la misma proporción de su alegría actual. Piénsalo la próxima vez que conozcas a alguna de esas personas que transmiten esa especie de aliento y paz difíciles de olvidar. Y si ya recibiste el regalo de salvación disciplínate para llegar a este grado de cercanía con Dios.

[fbcomments]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.