Génesis Quechua


Uno de los primeros grupos que conocí con ILV son los traductores al quechua de la zona de Lambayeque, a los que he podido visitar durante estos 2 últimos años para temas de capacitación en computación y Software. Conté sobre la primera visita en 4 lenguas, 5 días.

En la última visita, hace unos meses, los traductores Eduardo, Santos, Pedro Manayay y Pedro Neyra, junto con Trino, el logístico del grupo, y sus consultor James, se reunieron en Ferreñafe para la revisión de Génesis.

Un consultor es un lingüista experto (normalmente alguien que participó antes en una traducción de la biblia) y que ahora participa en un proyecto para transmitir su experiencia en la revisión de las traducciones, evitar errores identificados en otros casos, corregir interpretaciones, sugerir formas de transmitir ideas, entre otras muchas cosas.

 

De derecha a izquierda: Trino con gorra, James, Pedro Manayay, Santos y Pedro Neyra de espaldas
De derecha a izquierda: Trino con gorra, James, Pedro Manayay, Santos y Pedro Neyra de espaldas

Para haber llegado a esa reunión de revisión, cada uno de los 50 capítulos debió pasar antes por unas 4 etapas. Debieron realizar la traducción que correspondía a cada traductor, para luego revisarlo entre todos los traductores a fin de pulir la traducción y cambiarla si es necesario, lo siguiente fue hacer una especie de sondeo con pobladores quechuas sobre lo entendible de esa traducción, para nuevamente realizar los ajustes necesarios entre los traductores. Con todo esto, para el momento en el que yo estuve sentado a la mesa junto al equipo de traducción, cada palabra de cada verso del Génesis había pasado por lo menos por 3 o 4 revisiones, lo que no es poco.

Para este trabajo existe un Software especializado llamado Paratext. Desarrollado para brindar herramientas para el registro de las traducciones de la biblia, el seguimiento de los avances y correcciones pendientes para cada versículo de cada libro que se traduce, y muchas grandes herramientas más. Es un Software muy importante y los traductores en los diferentes proyectos alrededor del mundo necesitan ser capacitados en su uso.

 

Pedro trabajando en Paratext
Pedro trabajando en Paratext

Al ver trabajar a los traductores duramente esa semana, pude comprobar su aprendizaje respecto a computación. Fue muy alentador ver como ya no sufrían con tareas iniciales como ordenar sus archivos en carpetas y encontrarlos luego.

Verlos trabajar esa semana, me mostró que sus destrezas se han multiplican, han aprendido lo que necesitaban y están listos para recibir nuevas herramientas que enriquezca sus trabajo de traducción. Pudimos avanzar con otros aspectos como correo electrónico y Skype, muy útil para comunicarnos a distancia. Y avanzar también con herramientas en la traducción.

Por favor, oren por aquellos que forman parte de esta sorprendente labor. Por aquellos traductores y consultores que tienen la responsabilidad primaria, para Eduardo, Santos, Pedro Manayay y Pedro Neyra, que aunque no los conozcan en persona, saben ya quienes son y que labor realizan, participen junto a ellos pidiendo al Señor por fuerzas para su labor. Y permítanme pedir también por aquellos que participamos junto a ellos, brindándoles las herramientas para que puedan trabajar. Las personas que como yo dan su tiempo para capacitarlos en tecnología, por aquellos contadores, administradores, desarrolladores, capacitadores en otras áreas y ofrendantes que están repartidos por todo el mundo y que de nombrarlos uno a uno llenarían esta pantalla. Muchos, esforzándose por anunciar correctamente a Cristo al mundo alejado.

De izquierda a derecha: Pedro Neyra, James, Santos, Pedro Manayay y Eduardo
Pedro Neyra, James, Santos, Pedro Manayay y Eduardo

[fbcomments]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.